jueves, junio 13, 2024

Alertan de infiltración del crimen organizado en elecciones de Yucatán

Share

Las próximas elecciones en Yucatán se perfilan como las más competidas en la historia del estado, con Morena-PT-PVEM y la coalición del PAN y PRI disputando la gubernatura, diputaciones federales y locales, senaduría y alcaldías. Sin embargo, también se han levantado alarmas sobre la posible infiltración de la delincuencia organizada en los comicios del 2 de junio.

Según fuentes de inteligencia de la SSP, grupos criminales buscan influir en las elecciones mediante el uso del miedo y la intimidación. Estos grupos, identificados como células del Cártel Jalisco Nueva Generación y del Cártel de Sinaloa, se estarían infiltrando en siete municipios estratégicos con el objetivo de desestabilizar el proceso electoral.

Grupos criminales de Quintana Roo y de Campeche están infiltrándose en Kanasín, Progreso, Valladolid, Tizimín, Chemax, Maxcanú y Halachó. Aunque Mérida, el municipio más importante del estado, no está contemplado debido a su concentración de seguridad.

Tizimín, Chemax y Valladolid son de gran importancia para la delincuencia por el trasiego de droga hacia Quintana Roo, esa zona es dominada por el Cártel de Sinaloa. Asimismo, estas células dominan el comercio sexual, localizada en el llamado corredor del sexo de Chemax.

Al Cártel Jalisco Nueva Generación, que domina el tráfico de drogas e indocumentados le interesa Maxcanú y Halachó.

Kanasín, donde en los últimos dos años se ha convertido como una especie de centro de distribución de enervantes, es dominado por el Cártel de Jalisco.

Progreso es el municipio de mayor importancia para la delincuencia: es el punto de salida y entrada de grandes cargamentos de droga hacia otras partes del mundo, en especial, Estados Unidos y recientemente China. El puerto más importante de Yucatán es dominado por células del Cártel de Sinaloa.

Los grupos criminales tienen muchos intereses en la próxima elección. Hasta el momento, la SSP los ha contenido en gran medida, por lo cual estos grupos ya habrían tenido un acercamiento con gente de la campaña de Joaquín Díaz Mena, en especial con el exfiscal Héctor Cabrera Rivero y el exdirector de la Policía Judicial Carlos Cantón Magaña, en el gobierno de Ivonne Ortega, ambos son los asesores de seguridad del aspirante morenista.

Asimismo, estos grupos cuentan con la protección de los gobiernos morenistas de Quintana Roo y Campeche, donde tienen sus centros de operaciones.

Fuentes policías aseguraron que dos semanas antes de la elección se blindará los accesos al estado. Asimismo, en los municipios considerados como focos rojos se reforzará la seguridad a través de la video vigilancia y se realizará inspecciones a todos los vehículos con placas foráneas y se detendrá a todas las personas sospechosas

Se ha detectado que estos grupos están inyectando recursos en campañas políticas, especialmente en zonas consideradas como focos rojos debido al tráfico de drogas, como Tizimín, Chemax y Valladolid.

Los focos rojos identificados por las autoridades abarcan 19 municipios y cinco comisarías de Mérida, con medidas adicionales de seguridad en los considerados de alta peligrosidad.

Los focos rojos del presente proceso electoral son: Kanasín, Celestún, Chemax, Progreso, Tinum, Yaxkabá, Temax, Acanceh, Maxcanú,Ixil, Chicxulub Pueblo, Motul, Temozón, Yaxkukul, Hocabá, Tahdziú, Uayma, Tekax y Ticul. Considerados de alta peligrosidad: Kanasín, Celestún, Chemax, Tinum, Yaxkabá, Uayma y Acanceh.

En el caso de Mérida, las comisarías consideradas como focos rojos son Komchén, Chablekal, Molas, Dzununcán y Sitpach.

En el pasado proceso electoral se registraron 150 disturbios, lo que resalta la importancia de tomar precauciones adicionales para garantizar la integridad del proceso.

Minuto a Minuto

Noticias Locales