lunes, julio 15, 2024

Amparo ante negativa

Share

La empresa Bari Internacional S.A. de C.V., interpuso un amparo ante la justicia federal debido a que el alcalde de Chocholá, Pedro Pech Aragón, no le otorga los permisos de uso de suelo para explorar un banco de materiales pétreos a las afueras del poblado.

Esa firma, según su director general, Esteban Canto Guzmán, cumple con todos los requisitos de ley establecidos por la propia Comuna para estos casos e incluso otros no considerados para tal efecto.

El directivo funge como propietario de la parcela 216 del ejido de Chocholá, un terreno de casi 20 hectáreas fuera del poblado sobre la carretera Chocholá-Kopomá, el cual fue adquirido a un ejidatario y validado en asamblea del ejido de 2019, donde 400 campesinos le reconocieron la propiedad y el uso a su favor, dijo.

El terreno se utilizaría para la explotación de un banco de materiales pétreos destinados a las obras del Tren Maya y en su operación se contrataría a vecinos de Chocholá.

La empresa Bari Internacional tiene más de 36 años de presencia en la entidad y opera bancos de materiales pétreos de similares características en Umán, Cacalchén, Izamal y Maxcanú. Entre 2010 y 2012 obtuvo de las autoridades de Chocholá de entonces un permiso de uso del suelo para la explotación de un banco de materiales pétreos en otro sector a las afueras del poblado.

Entrevistado al respecto, Canto Guzmán indicó que ante la falta de argumentos del primer edil para negarles el permiso, el pasado lunes 25 sostuvo una reunión con él en el Palacio Municipal y, aseguró, el concejal le dijo que “aunque me traigas todas la documentación en regla, yo soy quien decide si te doy el permiso o no”.

“Han sido meses de presentar ante el alcalde toda clase de documentos, desde 2018 cada visita a la autoridad ha representado un nuevo requisito que cumplir, cada uno cubierto satisfactoriamente y con el visto bueno de la instancia que lo otorga, algunos con tan celeridad que incluso el propio alcalde ha dudado de su autenticidad alegando ‘no soy abogado, soy médico’”, dijo Canto Guzmán.

Primeras negativas

En un principio el concejal Pech Aragón, de extracción panista, alegó que no daba el permiso de uso del suelo porque al hacerlo le daría motivos a un adversario político de la comunidad para atacar su gestión.

Al parecer se refería a la excandidata de Morena al Ayuntamiento de Chocholá, Claudia Cob, a quien derrotó en las elecciones de 2018.

Sin embargo, Canto Guzmán aseguró que tras sostener una conversación con la propia Claudia Cob, ella dijo que no tiene ningún inconveniente en que se le otorgue a la compañía Bari el permiso de uso de suelo siempre y cuando cumpla con la normatividad establecida para el caso y con los requisitos que se le solicitan.

En otra ocasión Pech Aragón solicitó a Canto Guzmán el título de propiedad sobre la parcela 216 de Chocholá.

“Llegué al punto de preguntarle al alcalde: ¿nos quiere apoyar o no quiere otorgarnos el permiso? Me respondió que ‘lo estamos analizando, déjame lo checo’”.

“Por eso metimos un amparo federal, por no tener respuesta del alcalde, lo que dio pie a que comenzara a solicitar a la empresa varias cosas y documentos que ni al caso, pero afortunadamente contamos con ellos”.

“Me pidió acreditar la propiedad de la parcela 216, lo cual queda demostrado con el convenio de la asamblea de 2019 legalmente constituida y validada, en la que con 400 firmas y huellas digitales de igual número de ejidatarios participantes de Chocholá y presididos por la comisaria ejidal Maritonia Flores Rosado, en el que se me otorgó uso y posesión del terreno”.

El alcalde le habría exigido un documento en el que el Registro Agrario Nacional otorgue la propiedad de la parcela a Canto Guzmán, por lo que se le respondió que el RAN no otorga la propiedad de una parcela, su función es cotejar que los ejidatarios que en asamblea otorgaron uso y posesión del terreno a su favor sean legítimos ejidatarios considerados en el padrón. El ejido en asamblea es la máxima autoridad para otorgar en propiedad un terreno.

Asimismo, el alcalde objetó que el uso del suelo con fines de banco de materiales porque provocaría incomodidad entre los vecinos de las parcelas aledañas, así que la empresa presentó un documento firmado por los ejidatarios cuyos terrenos colindan con la parcela 216 en el cual no objetan la operación de la empresa ahí.

Otros documentos que ha solicitado el alcalde son:

1) Permiso de uso de explosivos expedido por la Secretaría de la Defensa Nacional. El directivo dijo que Bari tiene años usando éstos y sus permisos se renuevan periódicamente sin contratiempos; se le entregó al alcalde el revalidado a 2021.

(Este requisito no figura dentro los que se mencionan para el otorgamiento de un permiso de uso de suelo expedido por el municipio de Chocholá).

2) Estudio de Factibilidad Urbana Ambiental. Se le presentó uno de 2018 firmado por Eduardo Batllori Sampedro, entonces secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Estado.

El doctor Pech Aragón exigió algo más actualizado al 2020, por lo cual se solicitó a la Secretaría de Desarrollo Sustentable siendo otorgado y validado por su titular Sayda Medina Rodríguez Gómez, destacándose que en el lugar es factible operar un banco de material pétreos.

“La rapidez con que la empresa consiguió el documento hizo dudar al alcalde de la autenticidad del mismo, pero cuando se le indicó que podía llamar a la Secretaría de Desarrollo Sustentable y verificar, entonces respondió que él no era abogado, sino médico”, apuntó el entrevistado.

3) Guía de Mitigación de Impacto Ambiental, un archivo de 600 páginas a manera de manual de manejo y operación del banco de materiales que incluye procedimientos, protocolos, medidas de seguridad, cuestiones de manejo sustentable, producción, cifras, estadísticas, etcétera.

Se hizo entrega de la citada guía y, para facilitar el análisis, la empresa anexó un documento más sintetizado con los datos más relevantes de la operación del banco de material pétreo.

También se le ofreció al alcalde una “Fe de Hechos”, documento suscrito por la notaría pública número 33 del estado, para que pueda actuar de manera libre, sin presiones y protegido, ya que la empresa cuenta con toda la documentación que el caso demanda para explorar el terreno.

Bari Internacional tiene incluso los dictámenes del INAH que no objetan la explotación del terreno (no hay vestigios arqueológicos), así como la anuencia de Protección Civil del Estado para operar en el lugar un banco de materiales pétreos.

Se aclaró que no operará ahí ninguna calera como se ha rumorado en el poblado.

El expediente completo fue presentado al reportero del Diario en las oficinas de la empresa en Mérida.

El pasado lunes, en la última reunión que Canto Guzmán tuvo con el alcalde Pech Aragón, éste indicó que aun con documentos, estudios y permisos, ya estaría en él otorgar o no el permiso del uso del suelo para un banco de materiales pétreos en la parcela 216.

Permiso Ayuntamiento de Chocholá

Otros dichos del director de la empresa Bari sobre el permiso de uso de suelo en un terreno.

Operaciones

“Venimos a traer empleo a Chocholá y el alcalde nos está frenando; hablamos de manera inicial de 30 empleos directos a favor de igual número de familias. Así estamos trabajando en los bancos de materiales de otros municipios donde no se objetó nuestra operación y se han generado empleos”, dijo.

Señalamientos

“Desconozco por qué el alcalde de Chocholá no está actuando conforme a derecho; cumplimos con los requisitos que exigen la autoridad en materia de uso de suelo en Chocholá, él mismo objeta sus propias disposiciones al decir que aun cumpliendo con todo, él decide si otorga o no el permiso”, apuntó Canto Guzmán.

Minuto a Minuto

Noticias Locales