sábado, junio 22, 2024

Deshidratación en Yucatán: IMSS recomienda consumo de agua y frutas

Share

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advierte sobre los altos casos de deshidratación en Yucatán, junto con Ciudad de México, Estado de México, Yucatán, Coahuila, las entidades donde se han tenido más atenciones causadas por la ola de calor, y enfatiza la importancia de tomar medidas preventivas para evitar este problema.

En medio de las altas temperaturas, el IMSS recomienda a la población yucateca consumir entre dos y tres litros de agua simple diariamente, además de incluir frutas y verduras con alto contenido de líquidos en su dieta. Esta recomendación busca mantener las funciones vitales del cuerpo y prevenir cuadros de deshidratación.

La doctora Gabriela Irene López Torres, coordinadora de Programas Médicos de la División de Medicina Familiar del IMSS, destaca la necesidad de evitar la exposición prolongada al sol, especialmente para los grupos vulnerables como menores de cinco años, mujeres embarazadas y adultos mayores, durante las horas pico de calor, entre las 12 y las 18 horas.

Para prevenir casos leves o moderados de deshidratación, se aconseja el uso de Vida Suero Oral en lugar de bebidas energizantes o azucaradas. Este suero oral contiene la cantidad adecuada de solutos y glucosa para rehidratar el cuerpo de manera efectiva.

López Torres hace hincapié en que las bebidas azucaradas o energizantes no son recomendables para prevenir o tratar la deshidratación, ya que contienen altos niveles de azúcar y conservadores. Recomienda el consumo de Vida Suero Oral a razón de una cucharada o una tacita cada vez que sea necesario.

La deshidratación ha sido una de las principales causas de atención en los servicios de urgencias del IMSS, junto con enfermedades diarreicas. Además, se ha observado un aumento de casos relacionados con la exposición prolongada al sol en los primeros meses de 2024.

Los síntomas de deshidratación incluyen dolor de cabeza, cansancio, sensación de sequedad en la boca y confusión. En niños, pueden manifestarse como irritabilidad, falta de llanto con lágrimas o disminución en la producción de orina.

Ante la presencia de uno o más de estos síntomas, se recomienda acudir de inmediato a una Unidad de Medicina Familiar (UMF) u hospital cercano para recibir atención oportuna por parte del personal médico. La deshidratación se previene con una adecuada ingesta de líquidos, pero en casos graves requiere manejo hospitalario.

Minuto a Minuto

Noticias Locales