sábado, junio 22, 2024

Morena, la cara electoral de la mafia inmobiliaria peninsular

Share

El representante de los Colonos del Arco y Vista Alegre, Rusell Santos Morales manifestó que Morena ha redoblado la guerra sucia y las amenazas contra los residentes de esas zonas habitacionales que se levantaron en el exejido de Chuburná, intentando coaccionar el voto en su favor. 

El abierto vínculo entre la llamada mafia inmobiliaria peninsular, que en lo político incluye a prominentes socios del exgobernador Félix González Canto con sus par yucateca Ivonne Ortega Pacheco, y la candidatura de Joaquín Díaz Mena (e) “El Huachibom” (cara de Morena y cuerpo de Movimiento Ciudadano). 

El domingo reciente, Adrián Gorocica, coordinador de campaña del chapulín Rommel Pacheco Marrufo, y de María Fernanda Vivas, candidata a diputada local del Distrito 02, ambos del partido Morena, fueron captados en un polémico video en donde se exhibe un acto de condicionamiento del voto en un evento organizado por operadores de la campaña guinda.

En esa reunión, realizada en la casa ejidal de Chuburná, la asesora jurídica de los ejidatarios, Rebeca Buenfil Méndez les indicó que para resolver un conflicto de tierras que involucra a los fraccionamientos Vista Alegre y Del Arco en Mérida, deberían votar por Morena en las próximas elecciones del 2 de junio.

Santos Morales y vecinos de la zona advierten que no se dejarán intimidar, pues “los candidatos de Morena mienten y nos han amenazado para votar en su favor para poder mantener lo que por ley nos pertenece”. 

El representante de los colonos reiteró que la intromisión de Morena en el caso del ejido de Chuburná es a todas luces una amenaza sobre una comunidad de Mérida en la que viven jubilados y personas de la tercera edad que han adquirido sus propiedades con el fruto de su esfuerzo, honesto y con todas las formalidades legales de una propiedad privada

Santos Morales pidió a los vecinos que se encuentran amenazados, que no se dejen intimidar y que alcen la voz en contra del delito del que son objetos y aseguró que existen pruebas de cómo, durante la reunión que los morenistas tuvieron con los ejidatarios de Chuburná, se observa y se escucha cómo condicionan a los mismos con la entrega de apoyos si no votan por el partido guinda.

Cabe recordar que ya existe una denuncia formalmente interpuesta por el PAN en días pasados, contra los actores políticos inmiscuidos en este delito electoral.

Con mantas que decían “Morena me quiere quitar mi casa”, los vecinos acompañaron a Santos Morales quien expuso una reseña sobre el litigio llevado a cabo en contra de los vecinos del Arco-Vista Alegre, que este día cumple siete años de iniciarse en contra de Rebeca Buenfil Méndez. 

Recordó que las denuncias de los ejidatarios se basaron en planos que fueron alterados y creados a modo para poder justificar las demandas y que durante estos siete años, los Colonos del Arco han demostrado en los tribunales que no es procedente por el grado de corrupción revelada en el manejo de la información y la integración de los expedientes.

Hemos demostrado que no vivimos en tierras ejidales y lo hemos demostrado con planos obtenidos en la ciudad de México y datos fidedignos obtenidos en el Diario Oficial de la Federación sin que en sus argumentos el ejido de Chuburná logre combatir o rebatir o argumentar la falsedad sobre estos hechos

Expuso que si la tesis de los ejidatarios fuera cierta esas tierras estarían disponibles y en realidad no existen, debido a la improcedencia de la parte acusadora demostrada con pruebas periciales por parte de los colonos. 

Exigió que el magistrado del Tribunal Unitario Agrario 34 con sede en esta ciudad, Lenin Rivera Uribe aplique la justicia y lleve al cabo y sin demoras la elaboración del plano policromático de expropiaciones sobre el plano definitivo; que se dictó en la sentencia del recurso de revisión por el ponente magistrado Alberto Pérez Gasca.

Este plano, explicó, permitiría demostrar si el ejido de Chuburná dispone de una superficie de tierra aún no expropiada, lo cual, como todos saben, ya no existe.

Respecto a las declaraciones del senador de Morena, el expriísta Jorge Carlos Ramírez Marín en las que acusa una “guerra sucia” de sus adversarios, el representante de los Colonos del Arco manifestó que no extraña a los vecinos, pues es lógico ver como un político señalado como integrante de la mafia agraria peninsular defiende a ese grupo político insaciable de riqueza.

Minuto a Minuto

Noticias Locales