miércoles, abril 24, 2024

El fracaso de Morena como gobierno en Campeche

Share

Los autores materiales del artero ataque con arma blanca al comediante yucateco Ricardo Baeza Urcelay, más conocido como “Taco de ojo” revelaron a la Fiscalía General de Yucatán que “recibieron la orden de Campeche”, una línea de investigación que apunta directamente a la gobernadora Layda Sansores Sanromán, blanco de críticas del influencer yucateco.

En un principio, las corporaciones policiacas detuvieron a una pareja y presentaron extraoficialmente como un ataque pasional. De hecho, los inicialmente inculpados recurrieron al amparo federal pues su detención violó los procedimientos judiciales, en un operativo que irremediablemente recordó el escándalo del joven José Eduardo Ravelo, violado y asesinado el 21 de julio de 2021 por presuntos elementos policiacos, cuando la SPP detuvo ilegalmente a uniformados municipales a los que imputó el delito.

Los dos detenidos por el intento de homicidio cometido a las 18:00 horas del sábado 23 de marzo pasado, José Luis C.D., de 51 años y originario de Tabasco, y José Luis M.R, de 36 años y oriundo de Veracruz, confirmaron que recibieron la orden de esa ejecución “desde Campeche”.

El ataque a “Taco de ojo” se da en momentos de una profunda crisis en Campeche, donde el evidente fracaso de los gobiernos locales de Morena que entregan los servicios de seguridad y salud pública a las autoridades centrales ha derivado en una protesta de brazos caídos de los policías estatales desde hace tres semanas, a lo cual la llamada Cuarta Transformación responde con soberbia: Lada Sansores anunció el despido de nueve de los policías  que reclaman mejores condiciones laborales.

Los policías de Campeche siguen firmes en sus demandas a pesar de la represión morenista a su libertad de expresión y de exigencia de justicia laboral. Y la peliroja mandataria responde con su terquedad de mantener a la fuereña Marcela Muñoz Martínez como su jefa policiaca, no obstante que las cifras comprueban el crecimiento de la inseguridad y de la creciente impunidad del crimen organizado en el vecino estado.

Layda Sansores informó en sus redes sociales que decidió la destitución de nueve policías y mencionó que al menos dos de ellos son manejados por intereses políticos:

Ni siquiera los policías se han dado cuenta, al menos dos hombres lobos disfrazados de ovejas manipulan personas con dineros que vienen de lugares oscuros e inconfesables para alimentar su incontrolable ansia de poder, uno representa lo peor del pasado y el otro lo peor que a Campeche le podía pasar en el futuro”, dijo.

En su vídeo, se refirió al diputado José Luis Flores: “Dice que apoya a los policías, pero miente, él sirve a un exgobernador (del cual no mencionó el nombre), que ser sirve de lo oscuro, para lograr sus ambiciones“.

También hay otra sombra, una silueta muy parecida a la de la muerte. La del prófugo de la justicia, que por donde va, como la de Rafa Yamile, un ser cínico que se hace la víctima”, remató.

La exalcaldesa de Álvaro Obregón en la CDMX mencionó algunos apodos de las personas que destituyó, “El Chevy”, “El Chetos”, “El Charmín”, y advirtió que nunca volverán a ser parte de la institución policíaca.

El anuncio del despido de los nueve policías se da en el marco de la reunión que sostuvo con el gremio estatal, este lunes 1 de abril, en el que estuvo presente Marcela Muñoz, secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana de la entidad.

Sin embargo, los aproximadamente 1,200 policías inconformes no han informado sobre si mantendrán o no sus exigencias, entre las que se encuentran la destitución de Marcela Muñoz, entre otras.

Minuto a Minuto

Noticias Locales