viernes, marzo 1, 2024

Masivo interés en dosis

Share

Confusión y filas más largas por nuevo requisito

“Si vino por su segunda vacuna de AstraZeneca, sí se está aplicando, pero le recomiendo que venga como a las cuatro de la tarde porque a esa hora ya disminuyó la afluencia”, explicó el maestro Omar Pérez a una mujer que acudió por su segunda dosis de esa farmacéutica, pero la vacuna preferente que se aplicó ayer en el macrocentro del Kukulcán fue la Pfizer.

La afluencia de gente al sitio resultó enorme por lo que desde muy temprano se formaron dos largas filas de gente que buscaba completar su esquema de vacunación.

“Si imprimieron su certificado, pasen a esta fila, hay menos gente. Si solo traen el comprobante anterior vayan a la fila más larga”, manifestó en muchas ocasiones. “Mire, había que traer un certificado, se avisó en la convocatoria federal y estatal. Entre a Google en su celular, entre a la página Mi Vacuna, escriba su Curp, descargue el certificado de vacunación y lo lleva a imprimir, es más rápido porque no hay mucha gente, en la otra forma es más lento”.

“Imprimí mi certificado, me enteré en el ‘face’ del gobierno”, dijo Liliana Blanco, quien fue brigadista en las primeras fases, pero no la habían vacunado porque siempre se agotaba la Pfizer. Logró la primera dosis y en dos ocasiones fue por la segunda, pero había tanta gente que se agotaba rápido.

Complicaciones

“Vine como a las 7:30 de la mañana, mostré mi certificado y me pasaron a una fila, muchísimos no lo imprimieron, no entendieron cómo hacerlo o no tienen posibilidades”, señaló la joven, quien entró para recibir su vacuna tras dos horas de espera.

Quien se arrepintió fue María Contreras porque cuando le debió tocar hace poco más de un mes no acudió al módulo. Ahora, tras ver la larga fila lamentó haber dejado para otro día su vacunación.

A fin de ganar tiempo regresó a su casa para imprimir el certificado que le pidieron y esperaría el tiempo necesario para que la vacunen.

“Avisaré que me quedaré hasta que me vacunen, hay un montón de gente con el papelito antiguo, da vuelta al estadio, no fui responsable, dejé pasar la fecha”, admitió la mujer.

Javier Puerto González llegó a las 8:30 de la mañana y le tocó la fila detrás del estadio de fútbol, donde llegaba la serpenteada fila. Llevaba hora y media en la fila y apenas se movía la gente, por lo que no tenía idea de cuánto tiempo esperaría para recibir su segunda dosis de Pfizer.

Él, como cientos de personas, no alcanzó la segunda dosis cuando se anunció en los módulos del Siglo XXI y el Hospital Militar. Fue, hizo fila, pero no alcanzó la dosis. Ayer esperaba que no ocurriera lo mismo porque es una persona de 68 años de edad y está en riesgo.

Él sí imprimió su certificado de vacunación porque leyó en el Diario que era indispensable este requisito. Sin embargo, nadie le informó y tampoco preguntó si tenían preferencia quienes llevaran el certificado.

Para no arriesgar su lugar, prefirió permanecer y realizar la fila junto con quienes avanzaron con lentitud.

Asimismo, destacó la organización que los propios ciudadanos que realizaron las filas y respetaron los lugares que ocuparon, pero lamentó que no hubiese personal de salud o de la Secretaría de Bienestar que pasara entre las filas para informar que quien tenga el certificado debía estar en otra fila, que era más rápida.

“No lo he recibido (la segunda vacuna), no por desidia, sino porque se agotó la dosis dos veces, la Pfizer no llega muy seguido y no puedo ponerme otra marca”, dijo.

“Si no hubiese leído el periódico no me hubiese enterado que piden otro documento, ahora piden el certificado. Me formé en esta ‘cola’, ya llevo hora y media, pero por respeto a la gente y compañerismo me quedaré aquí hasta que llegue”.

María Cab y su cuñada, ambas de San Pedro Chimay, ya estaban cerca de la entrada después de tres horas de formación en la “cola” y temían que les pasara como en el Hospital Militar, donde hicieron fila por varias horas y cuando estaban a unas 100 personas de ingresar les informaron que se agotaron.

“Hoy espero que me toque, ya mero llegamos”, dijo la mujer de la tercera edad vestida de mestiza.

El fuerte sol hizo que muchas personas usaran su sombrilla para protegerse, pero también hubo quienes usaron carpetas de cartón.

Coronavirus Inmunización en Mérida

La jornada de vacunación de rezagados de Pfizer fue por único día, de 8 a.m., a 6 p. m.

Labor policíaca

Agentes de la SSP colocaron conos naranjas a la orilla de la acera de todo el estacionamiento para ampliar el espacio para el peatón, vigilaron el orden en las filas, dirigieron el tránsito vehicular de Circuito Colonias, principalmente para detener la circulación y que la gente pase con seguridad. También levantó automóviles que invadieron la zona restringida o los accesos de los negocios.

Cargamento

Se informó que había suficientes dosis para cubrir la demanda, incluso un camión militar llegó alrededor de las nueve de la mañana con nuevo cargamento de vacunas de esta marca.

Minuto a Minuto

Noticias Locales